Revista Jardín Guadalupano Sep-Oct 2019 No. 72

Sin excepción alguna, las culturas, desde las primeras civilizaciones hasta las actuales, crean música. De hecho hay instrumentos musicales como las flautas que aparecieron alrededor de hace 37 mil años y seguramente hay aún más antiguos. Si hacemos una comparación de esto con el proceso de lectura y escritura, que tiene no más de 35 mil años, podemos darnos una idea del significado que tiene la música en la evolución de la humanidad y de nuestro entorno social.

Avances neurocientíficos especializados en la música, describen que dicha disciplina tiene un gran impacto en el cerebro y afecta a muchas partes del órgano vital. Oír una canción alegre, puede ayudar a levantar el ánimo, mientras que una triste tendrá el efecto contrario.

Otro motivo por el cual la música es importante radica, en que la misma es un fenómeno que nos permite conocer a una persona o grupo de individuos que participan en la sociedad, pudiendo entonces vislumbrar sus gustos, su tipo de carácter, su forma de expresión o sus preocupaciones, debido a que todos estos elementos se ven ilustrados en el estilo musical, en la letra, en la melodía, entre otros grandes aspectos. Es así como la música puede ser fácilmente un símbolo cultural. Establece estándares no sólo individuales si no también sociales, dando a conocer sus características más relevantes. Cada país, cada ciudad, cada lugar por muy lejano que se encuentre, tiene su estilo musical característico, el cual genera “momentos” dentro de la familia, los cuales, desembocarán en una inspiración para el desarrollo de una actividad cualquiera que sea. Es por ello que dedicamos este episodio al desarrollo musical y su impacto en la sociedad.

#RevistaATiempo #Música #Cultura

No Comments

Post A Comment